El Aspecto Legal del Suicidio

 

Aunque actualmente el suicidio en España no está penado legalmente, las razones de suicidio si se estudian minuciosamente, es decir debe existir alguna razón que causó la determinación del suicidio en una persona.

Aunque no es penado el suicidio en España el Código Penal tiene la potestad de acusar al médico tratante, porque en pacientes psiquiátricos si existen muchas demandas por parte de los familiares al médico tratante debido a que consideran que de alguna manera hubo una mala praxis que llevo a su familiar a quitarse la vida, a este médico tratante se le acusa de “imprudencia temeraria”, debido a que no fue lo suficientemente profesional como para evitar o prevenir apropiadamente la conducta suicida del paciente.

En estos casos el profesional solo se le dará la responsabilidad de este hecho cuando se le compruebe negligencia en sus actividades, y se verifique que era evitable el suicidio y sin embargo este hizo caso omiso en prever este diagnóstico.

Existen casos de mala praxis, donde la responsabilidad del suicidio es del médico tratante, se puede mencionar las siguientes: cuando se le da de alta a un paciente y este se suicida, significa que no se le dio el debido diagnóstico, así como también cuando se le da orden de ingresar a una clínica de tratamiento cuando el paciente en realidad no necesita del mismo y esto lo lleva al suicidio, o que simplemente no pudo manejar al paciente que se suicidó.

Para evitar este tipo de acusaciones legales, estos profesionales de salud deben estar siempre informando a sus familiares sobre la conducta del paciente, en este sentido deben examinar personalmente al paciente y hacerlo consecutivamente, dar guías de acompañamiento y tratamientos ya sea de atención o farmacológicos, en todo momento advertir a los familiares de la posible conducta suicida del paciente, realizar historia clínica completa para poder controlar un poco al paciente y cubrir las espalda ante cualquier situación, recomendar medidas de control en la casa o en el establecimiento médico, aunque hay que hacerles ver a los familiares que existen suicidios inevitables.

Cabe señalar que los profesionales de salud y cualquier otro gozan de lo que llaman secreto profesional, es decir todo profesional goza de un derecho de confidencialidad, y absolutamente nadie puede irrespetar este derecho al menos que consiga una autorización legal. Pero también es cierto que en la ley existen excepciones en el caso que se le conozca a este profesional algún tipo de delito, o que este secreto ponga en riesgo a terceras personas. Por eso es necesario que este secreto profesional no lo sea del todo, es decir podemos informar a un compañero por supuesta con un informe médico incluido sobre el caso en particular que se está tratando, que es lo que se llama secreto compartido.

Sin embargo nada establece la ley sobre si se puede pedir o no un ingreso involuntario de un paciente con este tipo de patología, es decir como médico tratante está en la potestad de solicitar el ingreso del paciente, y si no lo hizo en ningún momento sabiendo que este podía ser el resultado se le puede acusar de negligente.

Mas info en Abogados Sevilla

 

Anuncios